Entrevista amb el guitarrista Ali Jorge Arango

El guitarrista Ali Jorge Arango, que és a punt de començar una gira de concerts per Catalunya, ens ha ofert aquesta entrevista, la qual ens permet conèixer més de prop aquest jove solista guanyador del premi El Primer Palau
11/09/2010 | 

Ganaste recientemente el Concurso El Primer Palau ¿Cómo lo viviste? ¿Qué recuerdos te trae?

Fue casi casual mi participación en este Ciclo-Concurso “El Primer Palau”. Menos de una semana antes del límite de entrega, tuve conocimiento de este evento y reuní la información solicitada (Biografía, videos, propuestas de programa, etc.) Un mes después tuve la primera sorpresa, la de ser seleccionado para el ciclo, junto a 9 jóvenes intérpretes, realizando un recital en el Palau de la Música de Barcelona, en calidad de Debut. Lo cual ya es más que un premio. La segunda sorpresa la recibí a la mañana siguiente  de mi concierto (ya que fue el último concierto del ciclo) Y en realidad me sorprendió bastante, que me hubiesen laureado con el Primer Premio. Porque frecuentemente en este tipo de concursos (abiertos a diversos instrumentos) lo suelen ganar pianistas, cellistas, violinistas, cantantes o clarinetistas) pero raramente guitarristas. Cosa claramente entendible, teniendo en cuenta  que la guitarra de concierto, es un instrumento no tan evolucionado con respecto a otros. (En mi opinión y desde el amor, respeto y dedicación a este, mi instrumento) Valorando desarrollo técnico, repertorio, e historial interpretativo, no contamos ni por asomo con en el inmenso patrimonio universal que ha tenido el piano, por citar uno. No tenemos siquiera el equivalente, a un Mozart, Beethoven, Chopin, Liszt, Chopin, Brahms, Rachmaninov, Bartók, Prokófiev ó un Gleen Gould, una Martha Argerich ó una Alicia de Larrocha, y así, la interminable lista.  Aunque hay que reconocer la evolución de la Guitarra en los 100 años, y actualmente un mayor desarrollo en cuanto a calidad interpretativa y a nuevo repertorio contemporáneo se refiere. Por todas estas  razones, me es tan especial haber recibido este galardón.

 Recuerdo la sensación de estar de pie antes de salir del escenario, mezcla de adrenalina con convicción. La verdad es que lo disfruté muchísimo. Me sorprendió que a pesar, de la monumentalidad y de lo que significa estar en el escenario del Palau, sentí una sensación cálida durante el concierto. Ese lugar es mágico, yo creo que en las paredes ha quedado impregnado el sonido y el arte de tantos grandes.

 Has hecho ya conciertos en nuestro circuito a raíz de dicho premio. ¿Cómo valoras la proyección que te puede suponer esta parte del premio?

Ya he realizado algunos conciertos, aislados, aunque la gira oficial comienza este mes. Sin dudas, esta parte del premio, es la más importante. Hacer conciertos, tocar para la gente, comunicarse a través de la música. Esta es la finalidad, de esto se trata.

 ¿Crees que los concursos son importantes o indispensables para la carrera de un joven músico?

Creo que son importantes pero nunca indispensables, son otra vía (y a veces un atajo) de proyección en el panorama musical. En mi opinión, lo mejor de los concursos, es el nivel de auto exigencia y dedicación al que te sometes, a veces sobrehumano, la búsqueda sincera del sentido y depuración en la manera de decir, de construir una versión, etc. La verdadera competencia es con uno mismo. Es trazarse grandes metas a corto plazo y dejarse la vida en el proceso, en fin, como diría Stravinski: La corrección del artesano.

Aunque citando una frase de Daniel Ligorio, (si no me equivoco) en una entrevista cuando ganó la primera edición del Ciclo “El Primer Palau” y hablando sobre los concursos dijo: …y al margen de que los ganes o no -muy a menudo lo que se gana es un disgusto-

 Háblanos un poco del programa que harás en la gira y de porqué lo elegiste

He intentado buscar un programa, equilibrado, variado, contrastado y ameno.  Por lo que he seleccionado diversos compositores y estilos.  Joaquín Rodrigo, Agustín Barrios Mangoré, Isaác Albeniz, Manuel María Ponce, J.S Bach, Leo Brouwer y Paco de Lucía.

 ¿Cómo fue la elección de tu instrumento?

Esa historia es un poco simpática. En mi familia no hay mas músicos, mi madre, mi padre y mi hermano, son artistas plásticos. Y de niño, con 6 años creo, me contaban que me dio una especie de obsesión con la música de presentación de una serie televisiva biográfica de Hector Berlioz. Cuando escuchaba la música cada día cogía un pincel y me ponía a dirigir de pie frente a la pantalla todo serio y comencé la batalla de estudiar música. Hasta que no me llevaron a hacer las pruebas de ingreso las cosas no volvieron a la normalidad, cuenta mi madre. Allí comencé a estudiar piano durante dos años. Luego lo de la guitarra me vino porque mi hermano (7 años mayor) en su pre-adolescencia estaba planeando hacer un grupo de rock junto a sus amigos, pero ninguno sabía música y fue un fracaso. En ese momento para mi ellos eran una especie de ídolos, y yo que ya estaba estudiando música, lo vi claro. La guitarra eléctrica, los pelos largos, Metallica, en fin. Por suerte, cuando comencé a estudiar guitarra y escuche por primera vez las sonoridades de Leo Brouwer con sus Estudios Sencillos, se me abrió una especie de universo sonoro completamente nuevo, en el cual vivo ahora.

 En tu carrera, has conocido estrechamente al maestro Leo Brouwer. ¿Qué nos puedes contar de tus impresiones junto a él?

He tenido el honor de trabajar junto al maestro en varias ocasiones. La primera vez recuerdo que tenía 19 años. Fue una llamada que me hizo para preguntarme  si yo tenía en mi repertorio el concierto de Aranjuez, para hacer en dos meses una gira con la Sinfónica Nacional, motivo de  un premio que acababa de ganar en el Festival Internacional de Guitarra de la Habana. Claramente con esa edad, ni soñaba con tocar este concierto de dimensiones XXL para cualquier guitarrista consagrado. Pero al final, luego de pensarlo unos días y casi como un acto de valentía, le respondí que sí, que me lo montaba en dos meses. Y así fue, no hice nada más que tocar guitarra durante ese tiempo. Aunque al final no pudo dirigir Leo los conciertos de la gira, todos fueron experiencias inolvidables. 

En otras ocasiones fui invitado por el maestro para participar en la grabación de su CD en dos volúmenes “Homo Ludens”; en el estreno mundial de la obra para guitarra sola “Paisaje cubano con tristeza”, la cual trabajamos juntos en su casa. Este encuentro tan cercano, me creo un gran impacto. Leo es sin dudas un gran músico (Compositor, Guitarrista, Director de Orquesta, Investigador, Musicólogo y Pedagogo), pero al tener contacto personal con él, en seguida te sorprende, lo humilde, lo sencillo, lo carismático y lo humano que es. Para mi es, y desde hace varios años, un ídolo junto a Igor Stravinski; a su vez, ídolo de Leo.

 Los últimos años has vivido en España. ¿Cómo valoras la actividad musical española en comparación con la de tu país de origen, Cuba?

Obviamente España es un país más activo musicalmente que Cuba, posee muchos más festivales, ciclos etc. Vienen grandes intérpretes, de todas las ramas y estilos musicales, por lo menos en Barcelona, ciudad donde resido desde hace algunos años. Cosa esta comprensible, teniendo en cuenta que cuba es un país mucho más sub-desarrollado económicamente,  en comparación con muchos, aunque culturalmente es inmensamente rico.  El punto creo que está en que, por lo general, en países capitalistas, el arte, y más en concreto la música clásica pertenece a un sector de élites, casi como una insignia de burguesía y refinamiento. Los jóvenes no suelen ir a escuchar música de concierto a un teatro, en primer lugar por el alto valor monetario de las entradas y luego por no estar educados a valorar y disfrutar de ésta. Es difícil, dar una opinión certera y no parecer axiomático. En cambio, en Cuba he podido asistir a conciertos de Daniel Baremboin, Claudio Abbado con la Gustav Mahler por el equivalente en euros a 0,50€, lo cual no es que suceda a menudo. Pero en los medios de difusión es habitual la retransmisión de conciertos, documentales y noticias del mundo de la música de concierto. El que barre las calles y el sepulturero, conocen a Leo Brouwer, por poner un ejemplo, aunque quizás no reconozca su música.

 ¿Cuáles son tus próximos compromisos profesionales?

Este mes comienzo la gira por Cataluña. Luego me voy a Cuba en octubre invitado por el maestro Leo Brouwer, para realizar la premier  y grabación de su obra: Gismontiana. Luego regreso a Barcelona, doy un recital el día 23 de este mismo mes; me voy a hacer otra gira por Croacia en Noviembre y regreso nuevamente a Barcelona para comenzar los ensayos junto a la JONC Orquesta, para el concierto el día 25 d Noviembre en el Palau de la Música donde haremos el Concierto Nº1 de Castelnuovo Tedesco y el Concierto Elegíaco de Brouwer. 

 ¿Cuáles te gustaría que fuesen tus metas profesionales inmediatas?

 Por lo pronto, me gustaría mantener este ritmo ajetreado de conciertos, tanto en España como a nivel internacional. Encontrar tiempo para mi gran pasión: La composición. Grabar un CD, encontrar un manager-representante con el cual haya una buena comunicación, no sé. Una vida musical activa.

Comentaris (1)
  • marisol martinez [ 01/02/2013 - 05:28 ]
     

    estuve en la casa elizalde el lunes pasado escuchando a este guitarrista y consiguió regalarnos unos instantes musicales de alta calidad transmitiendo una serenidad en la interpretación sorprendente viendolo tan joven enhorabuena y hasta el Palau

     
Comparteix:
Recomana a un amic Imprimir